Deasarrollo Local

Desde el Servicio de Formación, Empleo y Desarrollo Local de la Excelentísima Diputación Provincial de Burgos se aboga porque el Desarrollo Local no tenga un fin en el tiempo, sino que sea algo continuo, ya que conseguir el bienestar social y el desarrollo sostenible en nuestros territorios es un objetivo cambiante en función de las necesidades que la sociedad va descubriendo día a día.
Por esta razón, se quiere reiterar la necesidad de poner en marcha estrategias comunes, que persigan el desarrollo equilibrado de todo el territorio a través de coordinación y supervisión de las distintas tareas desarrolladas en cada municipio o comarca, en las que se lleven a cabo acciones de Desarrollo Local.
Todas las políticas sobre las que se basan medidas para el fomento del empleo y la mejora de las condiciones de vida, parten de la idea de un cada vez mayor acercamiento entre política y ciudadanía, de tal manera que ésta última se sienta partícipe de su propio desarrollo.
Las medidas de desarrollo local consisten principalmente, aunque no de forma exhaustiva, en la promoción, en sentido amplio, de todo aquello que podría calificarse como movilización de iniciativas, ideas, recursos humanos cualificados, que permitan la aparición de sistemas productivos orientados hacia la innovación y el desarrollo equilibrado y sostenible de una colectividad.
Esto es lo que se pretende conseguir con la Red de Agentes de Empleo y Desarrollo Local de la Excma. Diputación de Burgos. Desde el Servicio de Formación, Empleo y Desarrollo Local creemos firmemente que este último no es únicamente desarrollo municipal. El sistema productivo local, que incluye entre otros elementos, el conjunto de relaciones y eslabonamientos productivos y comerciales relevantes para explicar la eficiencia productiva y competitividad de la base económica de un determinado territorio, no tiene porqué coincidir con las fronteras o delimitaciones administrativas de un municipio o provincia.
El desarrollo local es un enfoque territorial y de “abajo-arriba”, pero debe buscar también intervenciones de los restantes niveles decisorios del Estado (provincia, región y nivel central) que faciliten el logro de los objetivos de la estrategia de desarrollo local. Se precisa, pues, de una eficiente coordinación de los diferentes niveles territoriales de las administraciones públicas y de un contexto integrado coherente de las diferentes políticas de desarrollo entre esos niveles.
Por último, cabe añadir que el desarrollo local no se limita exclusivamente al desarrollo económico local. Se trata de un enfoque holístico en el cual deben considerarse igualmente los aspectos ambientales, culturales, sociales, institucionales y de desarrollo humano del ámbito territorial respectivo.